.Compartiendo ideas de desarrollo personal—mente, cuerpo, espíritu—y el placer de vivir

Divas reales®

Vivimos, amamos y disfrutamos en el mundo sabiendo que no nos pertenece ni pertenecemos al mundo. 
. 

CUIDADO CON LAS PALABRAS QUE USAS PARA HABLAR DE TI MISMA

yo creo que todos tenemos la capacidad de cambiar el rumbo de nuestras vidas. Para eso Dios nos concedio un pequeño instrumento, localizado debajo de la nariz--se llama boca.

Es así de simple. Todos hablamos con nosotros mismos, y nuestra propia voz es la que más creemos... aunque parezca mentira.

Entonces, tengamos cuidado con lo que nos decimos a nosotros mismos. ¿No crees que es importante tener cuidado con las palabras que usamos para a nosotros mismos?

Las personas proactivas, entusiastas, optimistas que usan un vocabulario positivo son exitosas y acertadas al realizar sus sueños. No se sientan en los laureles a esperar que las oportunidades les toquen la puerta o que un principe o princesa azul les rescate de sus adversidades. No. Ellas toman el control de sus vidas.Este tipo de personas son creativas y usan su imaginacion para crear y profetizar su futuro.

Por el contrario, la personas fracasadas son las que se dan por vencidas y no tienen la fe ni la vision para ver un futuro mejor que su presente. Dicen ser realistas y hablan de las cosas "tal y como son", como si siempre fueran a ser así. Y lamentablemente, la verdad es que, mientras sigan vociferando declaraciones negativas sobre sus propias vidas, eso es exactamente lo que seguirás experimentando. Lo que vemos es lo que lograremos. Esto es lo contrario de tener fe. Segun San Agustin, la fe es creer lo que no vemos para ver lo que creemos...

Después de que a mi me deshauciaron con un cancer terminal y creyendo que me quedaban a lo maximo 24 meses de vida, me encontre un libro que hablaba del poder de los pensamientos positivos y la practica de los valores espirituales para sanar las enfermedades.

Por lo tanto, decidi probarlo y empece a escribir reflexiones, afirmaciones y declaraciones positivas sobre mis objetivos de vida abudante y sanacion integral. Hasta escribi las memorias de mi experiencia. 

Escuchaba estas afirmaciones cada mañana mientras meditaba y oraba. Mis palabras empezaron a cambiar y crear una nueva realidad en mi vida.

Hoy estoy tan agradecida con todos los maestros que me enseñaron el poder de la "lengua" y sus declaraciones. Hoy hago todo lo posible para guardar mi boca de hablar de enfermedades y muerte. No me gusta usar palabras perjudiciales sobre mí misma. Aunque antes yo no necesariamente practicaba el hábito de hacer lo contrario: O sea hablar proactivamente palabras positivas sobre mi futuro. Al menos, no con ningún esfuerzo intencional, ahora lo estoy haciendo. 

Joyce Meyer cuenta que el Señor le dijo una vez: "Joyce, has dejado de decir cosas negativas, pero no has comenzado a mantenerte positiva." Una cosa es dejar de hablar palabras negativas y debilitantes sobre ti, como por ejemplo: "Naci pobre y siempre lo sere..." o "Estoy enferma y no puedo hacer tal cosa..." o  "Tengo un metabolismo lento... nunca voy a perder peso" o "No estoy calificada para hacer tal trabajo...etc.


Pero para superarnos tenemos que dar un paso más allá, sustituyendo esas palabras con declaraciones positivas sobre nosotros mismos y nuestro futuro.

Si esto te suena un poco ridiculo, lo comprendo. Sin embargo, no se puede discutir con los resultados. Cuando tus sueños se empiezan a hacer realidad uno tras otro como resultado de hablar en voz alta, no creeras que estoy tan loca después de todo. Pero no creas que yo me siento delante de un espejo y hablo conmigo misma sin cesar. No. generalmente lo hago una vez al dia y cuando los pensamientos negativos tratan de robarme la felicidad y desviarme de mi camino. 

¿Qué pasaría si dejaras de lado el miedo a sentirte como una tonta y negociaras tu limitación... y cambiaras esa auto-charla negativa con declaraciones motivacionales, positivas de fe? Estoy convencida de que tu vida se movería en esa dirección.

En mi libro "I Won't Let You Die", hice una lista de declaraciones para hablar sobre mí. Para empezar, la mayoría (si no todas) de estas afirmaciones positivas eran lo contrario de lo que estaba experimentando en ese momento. Sin embargo, las escribí y las declare con mucha fe. Algunas de las declaraciones incluyeron: "Soy sana" "Dios me ama y soy su hija." "Estoy viviendo en el mejor momento de mi vida." "Soy audaz." "Soy valiente." "Todo lo puedo en Cristo que me da la vida y me fortalece. "Soy una voz que proclama el poder de Cristo Jesús."

"Tengo una plataforma para proclamar mi fe." "Estoy segura que mi mensaje ayudara a miles de personas ".

En Isaías 46:10 dice: "Declara el fin desde el principio". Eso es exactamente lo que estamos haciendo cuando declaramos nuestros sueños antes de que sucedan.

¿Por qué repetir tus afirmaciones todos los dias valientemente? Porque lo que escuchamos repetidamente, finalmente creemos. Y como dije antes, creemos nuestra propia voz más que la de cualquier otra persona.

Cuando constantemente afirmamos lo que queremos ver suceder en nuestras vidas, esa es la energía creativa que al declarar lo que crees sobre tí misma en lugar de lo que sientes, con el tiempo, tus acciones se alinean con tus palabras.

Además de las declaraciones positivas, no hay nada más poderoso que usar tu boca para hablar la Palabra de Dios. Si te estás preguntando cuál es la voluntad de Dios para tu vida, Su voluntad es que recordemos quienes somos: Hijos de un Dios todopoderoso con poder para crear un futuro mejor lleno de prosperidad. Cuando alineas tu boca con lo que la Palabra de Dios dice, estás activando el poder de Dios para ir a trabajar en tu vida.

Para cerrar, permítanme animarles a comenzar a usar sus palabras para cambiar sus vidas en lugar de simplemente describirlas. Dios siempre coloca un sueño más grande en tu corazón antes de tener la habilidad de lograrlo. Hablar de tus sueños y abrirles la puerta de la existencia es parte del proceso para alcanzarlos.

Sea cual sea tu necesidad, en lugar de hablar de lo que no tienes, comienza a decir: "Busco al Señor, y no me falta nada bueno "(Salmo 34:10). Declara en voz alta: "No me preocupo por nada; En su lugar, rezo por todo, diciendole a Dios lo que necesito y agradeciéndole por todo lo que ha hecho "(Filipenses 4: 6).

Encuentra las promesas de Dios en Su Palabra y decláralas sobre tu necesidad y sobre tu vida. No me malinterpreten. ¡Ustedes pueden todavía tener esos pensamientos negativos, pero no los verbalicen! No se puede hablar de fracaso y vivir en la victoria. Lo contrario también es cierto: No se puede hablar de victoria y vivir en fracaso.

La Biblia nos dice que servimos a un Dios que habla de "cosas inexistentes" como SI ya existieran. Espera que apliquemos el mismo principio. ¿Qué cosas inexistentes necesitas comenzar a hablar como si ya existieran? Hay algunas cosas en tu vida que no cambiarán hasta que comiences a hablarlas. Puedes comenzar a cambiar tu vida hoy cambiando lo que dices. Sé que funciona porque lo he experimentado yo misma. Estoy literalmente viendo cosas suceder en mi vida que sé que son resultados directos de declarar con fe los deseos que Dios pone en mi corazón. Y tú también puedes. Decidete a cambiar los comentarios negativos por positivos y dar un paso más para empezar a recibir las cosas que Dios tiene reservadas para ti.